METROPLIS 1

Ir abajo

METROPLIS 1

Mensaje por yakumo-chan el Mar Sep 22, 2009 4:11 pm

este es el primer fic que posteo
espero que sea entendible...=)

*con lo del título... =s no soy NADA buena con eso
asi que se no sabia si cambiarlo pero lo hice porque esa cancion me inspiro a escribirla xDD...
avatar
yakumo-chan
HaremQ
HaremQ

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 20/05/2009
Edad : 30
Localización : con las baquetas de SAKURA *¬*

Ver perfil de usuario http://www.illuminati-theothersideof.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: METROPLIS 1

Mensaje por yakumo-chan el Mar Sep 22, 2009 4:23 pm

*METROPOLIS*




Desde la primera vez que lo vi supe que algún día iba a hacerlo. Pero no pensé que necesitara de alcohol y algo más para acercarlo a mí. Fue eso que mezclado con el ardiente deseo de tenerlo, de besarlo, que en un descuido suyo lo hice mío.


Él estaba tan tranquilo ahí, aunque también con unas copas encima, cantando y ensayando sus movimientos frecuentes, aquellos que me volvían loco en mi sitio a la batería, por los cuales yo tocaba y tocaba cada vez más fuerte como un macho frente a una hembra en celo, excitado a su ritmo; bailando sensualmente para él mismo sin saber que en verdad yo lo sentía para mí.

¡Maldición! No podía creer que en verdad estuviera poniéndome con solo verlo, pero es que estaba tan cerca, solo cinco metros y yo ahí tirado en el sofá sin saber si dejar de mirarlo o desnudarlo con la mirada.

Aunque la verdad, de lo que tenía ganas, Hyde, era de hacerlo con mis propias manos porque el cuerpo ya no me respondía a mí y se movía, más bien, a su antojo.

En eso, ¡¡oh, no, peligro!! Se acercó a mí en una canción más lenta pero aún sin dejar de mover sus caderas, esas que cortan el temple de cualquiera. ¿Lo recuerdas, pequeño? Me veías con ojos inocentes.

-Sakura, ¿qué tal? ¿Crees que si hago esto así –y tomaste el pedestal del micrófono y lo acercaste a tu mejilla paseando tu mentón por él como todo un señor gato- al público le agradará?- dijiste algo así.

¡Error, pequeño, error! No debiste hacer eso, no debiste preguntarme a mí porque después de todo, aunque te caigas en el escenario no podrás evitar parecerme provocativo; pero sobretodo, no debiste acercarte a mí justo en ese momento, de esa manera.

Reuní lo poco de autocontrol que me quedaba, sin embargo ya hasta eso me jugaba malas pasadas y me traicionaba. Entonces me paré muy serio y sin poder creérmelo yo mismo, en un solo acto lo tomé fuertemente de la cintura con un brazo y con la otra mano acerqué a más no poder sus caderas a las mías. Tú sabes, para que sintieras lo que hacías en mí.

-¿sabes qué es lo que creo, Hyde? Creo que esta vez ni tú ni yo escapamos de ésta- te dije muy cerca al rostro, mirando de punto en punto tus labios y tus ojos. Tú estabas ciertamente sorprendido pero aun así no hiciste nada ¿tanto así te sorprendí? ¿O era que esperabas que lo hiciera?

-… -balbuceaste, mientras me mirabas con esos ojos enormes y al fin dijiste algo
-Sa… Sakura, ¡¿qué haces?!- y volviste a callar, creo que en ese momento me sentiste.

Tomé sus manos como si lo fuera a esposar, las coloqué detrás de su espalda y me pegué contra él en un asombroso beso.

Contra la pared, no dejaba de besarte y por curioso que suene, tú también te hiciste culpable de lo que hicimos aquella noche, después de todo, correspondiste mis besos y eras tú quien abría más la boca como devorando mi alma en cada beso, como dejándome entrar de lleno.

Te besé todo, los labios, el cuello, los hombros y el pecho. Tu piel me supo a miel, el néctar más sublime que jamás haya probado.

Tú también me besabas y eso, pequeño, no fue producto de mi embriaguez.

Pero me pareció por un momento que hasta ahí querías llegar.

Te volteé contra esa misma pared y dejaste de ser tan dulce. Tú ni cuenta que te había quitado los pantalones y el mío también. Separé tus piernas y dijiste “no”.

-Sakura, no, no por favor- asustado de lo que iba a hacer, de lo que íbamos a hacer.
- Hyde, tú sientes algo por mí ¿cierto?
Bajaste la mirada pero sabías que era así –sí, pero...
-bueno, porque yo también te deseo.
-pero, no, sólo bésame y vayamos a casa- trataste de salir como si nada, tú siempre tan inocente, pero no te solté.
-entonces no te preocupes. No te va a doler, lo juro- te sonreí maliciosamente al oído mientras rasgaba la espalda de tu túnica blanca.

Yo sabía qué es lo que querías, hace ya tiempo me había dado cuenta. Mi pequeño, no soy tan distraído como crees. Cuando es por ti, hasta puedo dejar de ser un bruto y convertirme en el caballero más complaciente que te puedas imaginar.

-no, Sakura. ¡Suéltame!- y forcejeaste desesperadamente conmigo mientras te ceñía contra mí, me diste mucho trabajo, pero igual seguí porque eso me excitaba más. ¿Sabes algo, pequeño? Cuando quiero algo, difícilmente no lo consigo… aunque tú, tú terminaste por irte de mis manos.

-grita, grita lo que quieras, Hyde, nadie nos escuchará, no te preocupes.- habíamos regresado los dos solos al estudio ¡yo sabía! lo sabía, nadie más regresaría ahí después de semejante fiesta, pero te insistí que me acompañaras a recoger algunas cosas. Por suerte para ti la música te encendió.

-no, Sakura, no –me rogabas llorando- por favor…

Vaya que eres inquieto, pequeño. Era increíble verte mover así. ¿Trataste de escapar, cierto? A que no sabías que yo era así de fuerte también, es algo que la batería te permite, jajaja.

No te entiendo, Hyde, dices que me quieres, me provocas, me besas y luego no quieres hacerlo.

En fin, fue delicioso ahogarte en besos, acariciarte todo, excitarte, chocar nuestras piernas, nuestros cuerpos, tu espalda y mi pecho. Fue delicioso verte desesperado ¿acaso era porque lo querías ya? Fue excitante sentir tu piel sudorosa, verte ansioso, tratando de escapar de la mano que te sujetaba, tratando de que no te acariciara ahí, tratando de cerrarme el camino.

Pero yo pude más, mientras con una mano sostenía las suyas y con la otra le tocaba fervientemente haciéndolo gemir, ya sin ánimos de seguir jugando le separé con mis piernas y algo más y por fin logré entrar en él. Y lo hicimos.

Más bien, te lo hice, porque sabes, no ayudaste mucho que digamos.

En fin, una y otra vez, mil veces esa noche, suavemente, lo más fuerte que podía, lento y luego rápido, de cualquier modo, porque con él valía la pena intentarlo todo hasta no poder más, mientras gemía y gritaba, y yo veía su frágil cuerpo retorcerse, frotándose contra la pared y contra mí.

Por ahí te oí decir mi nombre ¿tanto así me deseabas? Sí, era lo único que podías decir ahora que recuerdo.

Y te dejaste caer, creo que te pareció más cómodo hacerlo sobre la alfombra. Entonces te llevé al cielo porque sólo mirabas hacia arriba mientras yo te amaba más y más y te recorría a besos hasta ahí, donde regresabas a la realidad.

Terminamos exhaustos, tú sobre el suelo y yo sobre ti, aún dentro, empapados en calor y deseo. Fue increíble, literalmente, saberme dentro de ti y a ti aferrado a mí, durante horas y horas. Y tú, ¡ja! Llorabas, creo que de la emoción. Eres realmente como una quinceañera en su primera vez.

No puedo creer que haya sido así, nunca me había sentido tan hombre, tan enérgico, tan libre dentro de alguien. Tan descontrolado.


Ahora, Hyde, hay una cosa que no entiendo.

Yo sé que me deseabas tanto como yo a ti. Siempre te me insinuaste. Aunque también lo hacías con Tetsu, yo sé que era yo a quien mirabas cuando paseabas tu lengua por tus suaves labios. Yo sé que era a mí a quien le bailabas en el escenario.

Entonces ¿por qué después de probarme una vez no lo hicimos muchas más? ¿Por qué tuviste que irte antes que yo?

Supongo que es como la frase manda después de algo maravilloso… “ahora puedo morir feliz” jaja eso siempre me ha causado gracia.

Pero ¡no! Esta vez me enfadé contigo. Solo espera que te alcance y verás. Tendré que castigarte duramente, tal y como sé que te gustó.

¡¿Qué se ha creído ese niño?! Dejarme a mí con las ganas…

Tetsu dice que yo tuve la culpa, que por eso fue que te encontró en esa tina tomando un largo baño.

¿Qué era… vino tinto? ¿Acaso me recordabas mientras?

Estoy dejándote una nota por si regresas aquí y yo no estoy:

“Eres un maldito, Hyde, besas como nadie, gritas como nadie. Eres tan profundo como nadie. De verdad que lo disfruté contigo.

Ahora voy en busca de ti. Espérame con la túnica que traías aquella vez”


Saberte entre mis brazos fue realmente eterno.


---- fin ----
avatar
yakumo-chan
HaremQ
HaremQ

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 20/05/2009
Edad : 30
Localización : con las baquetas de SAKURA *¬*

Ver perfil de usuario http://www.illuminati-theothersideof.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: METROPLIS 1

Mensaje por Neaya_Japan el Mar Dic 22, 2009 10:58 pm

macabro O.O
Incrible...es incrieible como has detallado todo, me encanto O_O
¿porque sakura tan violento Y_Y?
Aunque aun asi, es un fic muy bueno!

Haga mas fics que este esta muy bien OwO
avatar
Neaya_Japan
HaremQ
HaremQ

Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 16/11/2008
Edad : 27
Localización : España

Ver perfil de usuario http://hauntingground.activoforo.com/index.htm

Volver arriba Ir abajo

Re: METROPLIS 1

Mensaje por yakumo-chan el Jue Ene 07, 2010 3:32 pm

^^U... etto.... gracias!!!!!!
no sè... así me lo imaginé
porque digamos... Sakura de verdad no es el principe azul que esperas... o si? o__O
naaaaaaaaaaahhhhh no hay forma
ademas... la cosa era que Hyde salga vio... u____uU bueno eso...

posteare màs realmente no se si soy buena en esto
pero me nacio xDDD

espero que el foro aun siga VIVO!!!
porque realmente AMO al oso este!!!!!! ♥¬♥
avatar
yakumo-chan
HaremQ
HaremQ

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 20/05/2009
Edad : 30
Localización : con las baquetas de SAKURA *¬*

Ver perfil de usuario http://www.illuminati-theothersideof.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: METROPLIS 1

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.